Las cosas pequeñas de la vida

Cuándo el sol entra por la mañana en mi cuarto y se posa sobre las paredes, haciendo dibujos que me incita a ver bucles decorativos, algunos moviéndose, otros con destellos del arco iris, me siento…

Origen: Las cosas pequeñas de la vida

Las cosas pequeñas de la vida

Las cosas pequeñas de la vida

Cuándo el sol entra por la mañana en mi cuarto y se posa sobre las paredes, haciendo dibujos que me incita a ver bucles decorativos, algunos moviéndose, otros con destellos del arco iris, me siento feliz. Un día nuevo por comenzar, ¿que me deparará? El que sabe ver encontrará el arte en la naturaleza. Simple y bello la mayoría de las veces, otras sorprendentes, que nos hace recordar que estamos vivos y que la belleza está allí para descubrirlo. Nosotros los artistas nos inspiramos la mayoría de las veces en estas pequeñas cosas y luego lo interpretamos y lo plasmamos en nuestro arte, bien puede ser una pintura, dibujo, una escultura o quizás música. Puede ser efímero y hay que saber captar el momento, pues sabemos a ciencia cierta que no se vuelve a repetir y en un momento breve todo cambia. Por ello los fotógrafos siempre llevan algo con lo cual pueden retratar el instante,en el que descubren algo especial. Puede ser cualquier cosa, una persona con una sonrisa bonita, un animalito gracioso o un acontecimiento inesperado, tal vez un beso furtivo y complicidad. Aquí les dejo una imagen de la luz tardecita entrando por mi ventana iluminando una parcela de mi tapiz con el drago.

 

Budapest al amanecer, historia de una artista.

Budapest al amanecer, historia de una artista..

Budapest al amanecer, historia de una artista.

 Precio: € 20.00
La protagonista es una joven escultora y pintora de Budapest, a la que le surge la oportunidad de exponer en una galería de renombre. No puede dejar pasar esta ocasión que supone un atisbo de reconocimiento. Su vida cotidiana, los viajes a Madrid y Transilvania, donde la espera una mansión que en el centro de una propiedad ha de reivindicar. Sus relaciones y el hallazgo de un tesoro que destinado al rey Matías Corvino se perdió en el Danubio.

La “Tate Modern” en Londres.

Tate Gallery, Bookstore copia
Visitamos la tienda un día de enero, nevado y frio. Cruzamos el puente de Millenium diseñado por Norman Foster. Lo mejor de las tiendas de los museos es que te puedes encontrar con libros de artistas que lo más seguro no encuentras en otros lugares. También un bloc o lápiz siempre es un recuerdo del lugar que hayamos visitado. No cabe duda que lo mejor en un viaje consiste en absorber cultura. Dato curioso, porque por regla general la oferta cultural en nuestro entorno queda un poco de lado y cuando se viaja es cuando más lo aprovechamos. Aparte de las tiendas y los espacios expositivos las cafeterías y los restaurantes como en este caso suelen ser muy agradables. El del “Tate Modern” en concreto tiene una vista sobre el Thamesis espectacular y cuándo se pone el sol y se encienden las luces del puente ya es de película. El que vaya a Londres no deje de visitarlo, es una vivencia que perdura en la memoria.

Proyecto de escultura orgánica: “Habitania – Aqui vivo yo”.

Marta von Poroszlay

chat Elena

“Habitania – here is where I live”http://www.youtube.com/watch?v=bGybLUHlc8k

It´s an ancestral impulse for humans to develop their identity within a certain territory or space, in the same way that they have other necessities related to their space which are instinctive, such as their lair or refuge where they feel secure. It is instinctive because it is an innate tendency which even the less evolutionized animals have, in order to protect themselves from the weather and defend themselves against predators.

It is that thought about the place or space, occupied by a specific biological population, whether it is plant, animal or human, where it resides, reproduces and exists, because it offers the best condition to do so. It feels comfortable there and it meets their expectations.

Since the beginning of mankind humans have formed groups living in caves, later in huts and so on and thus beginning the evolution of some home…

Ver la entrada original 74 palabras más

Proyecto de escultura orgánica: “Habitania – Aqui vivo yo”.

chat Elena

“Habitania – here is where I live”http://www.youtube.com/watch?v=bGybLUHlc8k

It´s an ancestral impulse for humans to develop their identity within a certain territory or space, in the same way that they have other necessities related to their space which are instinctive, such as their lair or refuge where they feel secure. It is instinctive because it is an innate tendency which even the less evolutionized animals have, in order to protect themselves from the weather and defend themselves against predators.

It is that thought about the place or space, occupied by a specific biological population, whether it is plant, animal or human, where it resides, reproduces and exists, because it offers the best condition to do so. It feels comfortable there and it meets their expectations.

Since the beginning of mankind humans have formed groups living in caves, later in huts and so on and thus beginning the evolution of some home dwelling.

Once the basic necessities have been met such as protection, rest and food, other factors come into play. Many people do not need to group together and the habitat becomes more intimate. The home is improved, made more comfortable and is personalized according to one´s needs.

Within this project, I want to emphasize that even after so many centuries have passed, the basic need for a home and one´s own space still exists.

London forever.

Street music 2

Street music 2

Los mejores años mios en Londres fueron los 80. Tuve la oportunidad en ese tiempo de hacer varios viajes a la capital Británica y recorrerme la ciudad a fondo. Aproveché el tiempo entre visitas culturales para hacer fotografías de la gente de los diferentes barrios. Lo mejor de ello lo he utilizado posteriormente para mis pinturas. En fin, ” London forever” eso lo digo porque es un mundo infinito a nivel cultural.

“Madrid bien vale una visita”

La semana pasada hice un viaje cultural a Madrid, capital de España y unas de las capitales culturales del mundo.

Expo Dalí en Madrid

Si te organizas bien, en tres días te da tiempo de visitar un par de museos, la cuestión es hacer un esquema de las cosas que más pueden ser afines a tus gustos culturales y también visitar los grandes museos para conocer sus exposiciones permanentes. En estos momentos hay una exposición antológica de la escultora Cristina Iglesias en el Museo de Reina Sofía y otra de Dalí. Ambas tienen una calidad extraordinaria, dignas de visitar para el amante del arte.

Pero Madrid no es sólo cultura visual, cada vez hay más terrazas y mercados como, por ejemplo San Antón, donde te atrapa la estética de sus artículos expuestos y comida gourmet. Comprar algo de comer, llevarlo a la terraza (una especie de chill out y restaurante en la parte alta) es simplemente una delicia para desconectar del bullicio de la ciudad. En vez de coger el metro, callejear por el centro es otra alternativa. Un descubrimiento reciente ha sido la calle Mesón de Paredes con diferentes etnias, el restaurante africano Baobab, simplemente una delicia.

“Mar de olvidos”

Factory on Cespel Island 2

Factory on Cespel Island 2

Hay muchos tipos de mares y algunos están sujetos al olvido, como en este caso, donde en cinco retratos doy testimonio de una isla en el Danubio.

Contiene restos de una industria de tiempos pasados y que ahora dormita en el olvido; grandes instalaciones llenas de todo tipo de artilugios y basura amontonada; basura por llamar de alguna manera la marea de restos que ya nunca se utilizará y que se deterioran con el tiempo.

Un polígono inmenso aparece ante los ojos del espectador, en un escenario que no deja de ser fascinante dentro de ese marco silencioso e inerte; sólo se oye a lo lejos el ladrido de algún perro de vigilancia y el silbato de una industria todavía en pie. La brisa entra por los ventanales rotos y rasga el testimonio mudo de un pasado próspero, que fue todo lo contrario de la actualidad, ruidos estrepitosos en un lugar de fervorosa actividad entonces.

Nada es para siempre donde todo tiene un principio y un fin, hasta donde las pesadas vigas de hierro un día se desmoronarán y el lugar se convertirá en otra cosa. Mientras tanto sigue dormitando al atardecer en un halo de luz cobrizo.