London forever.

Street music 2

Street music 2

Los mejores años mios en Londres fueron los 80. Tuve la oportunidad en ese tiempo de hacer varios viajes a la capital Británica y recorrerme la ciudad a fondo. Aproveché el tiempo entre visitas culturales para hacer fotografías de la gente de los diferentes barrios. Lo mejor de ello lo he utilizado posteriormente para mis pinturas. En fin, ” London forever” eso lo digo porque es un mundo infinito a nivel cultural.

“Madrid bien vale una visita”

La semana pasada hice un viaje cultural a Madrid, capital de España y unas de las capitales culturales del mundo.

Expo Dalí en Madrid

Si te organizas bien, en tres días te da tiempo de visitar un par de museos, la cuestión es hacer un esquema de las cosas que más pueden ser afines a tus gustos culturales y también visitar los grandes museos para conocer sus exposiciones permanentes. En estos momentos hay una exposición antológica de la escultora Cristina Iglesias en el Museo de Reina Sofía y otra de Dalí. Ambas tienen una calidad extraordinaria, dignas de visitar para el amante del arte.

Pero Madrid no es sólo cultura visual, cada vez hay más terrazas y mercados como, por ejemplo San Antón, donde te atrapa la estética de sus artículos expuestos y comida gourmet. Comprar algo de comer, llevarlo a la terraza (una especie de chill out y restaurante en la parte alta) es simplemente una delicia para desconectar del bullicio de la ciudad. En vez de coger el metro, callejear por el centro es otra alternativa. Un descubrimiento reciente ha sido la calle Mesón de Paredes con diferentes etnias, el restaurante africano Baobab, simplemente una delicia.

“Mar de olvidos”

Factory on Cespel Island 2

Factory on Cespel Island 2

Hay muchos tipos de mares y algunos están sujetos al olvido, como en este caso, donde en cinco retratos doy testimonio de una isla en el Danubio.

Contiene restos de una industria de tiempos pasados y que ahora dormita en el olvido; grandes instalaciones llenas de todo tipo de artilugios y basura amontonada; basura por llamar de alguna manera la marea de restos que ya nunca se utilizará y que se deterioran con el tiempo.

Un polígono inmenso aparece ante los ojos del espectador, en un escenario que no deja de ser fascinante dentro de ese marco silencioso e inerte; sólo se oye a lo lejos el ladrido de algún perro de vigilancia y el silbato de una industria todavía en pie. La brisa entra por los ventanales rotos y rasga el testimonio mudo de un pasado próspero, que fue todo lo contrario de la actualidad, ruidos estrepitosos en un lugar de fervorosa actividad entonces.

Nada es para siempre donde todo tiene un principio y un fin, hasta donde las pesadas vigas de hierro un día se desmoronarán y el lugar se convertirá en otra cosa. Mientras tanto sigue dormitando al atardecer en un halo de luz cobrizo.

“La Madonna de Pinolere”

La Madonna de Pinolere

La Madonna de Pinolere

De vez en cuando hago retratos, bien por encargo o por alguien a quien quiero inmortalizar.

La imagen que puedes observar es un retrato de mi sobrina; al nacer su hijo

me recordaba “la virgen con el niño” y le prometí que la iba a retratar tal y como yo la veía.

Desde ese momento ha pasado un año, pero al final aqui está el  resultado.

Una imagen romántica; en un prado entre helechos y castaños.

“La Feria de Arco en Madrid”

Todos los años se presenta Arcos como algo inmediato, que hay que decidir si vale la pena asistir desde esta isla que desde un plano cultural resulta tan lejana a los focos de difusión del “Arte”. Realmente esta reflexión fue la que me impulsó a ir y resultó un acierto.

Este año fue distinta, más espacio, menos galerías; se ve la mano de un gestor de arte entre bastidores, pues las obras han sido mejor seleccionadas; menos público, más dinámica, cómoda, más limpia, han quitado la moqueta.

Me resultó todo un placer. A nosotros los artistas nos llenan de ideas nuevas, unido a técnicas y soportes innovadores.

Pasando a lo concreto, la obra “los carpinteros” me sorprendió gratamente, y también unos hilos en colores colgados e iluminados que seguramente en el futuro será unas de las técnicas que se repetirán. Había un “tambor” que al mirar en su interior aparecía una profundidad interminable; fue otro de los atractivos.

Este año el país invitado fue Rusia, sin embargo, del arte ruso poco deja en la retina.

Quizás en este momento lo más interesante en el panorama artístico internacional son los países asiáticos, con una frescura, originalidad y trabajo muy elaborado. Este año repite una de las galerías asiáticas con unos cuadros hechos con retales de ropa vaquera, todo un logro a nivel artístico y tremendamente original.

Cada vez se ve más obras en papel, quizás tenga algo que ver con la crisis. Otra cosa que me llamó la atención fue que no se exhibían las obras en marcos tradicionales sino más bien colocados en su sujeción de otra forma, bien con unos marcos caseros o simplemente con pinzas u otro elemento inventado. Me parece estupenda esa idea ya que gran parte del presupuesto de un artista lo lleva el enmarcado, que por regla general es carísimo y más si se piensa que para una exposición no solo se enmarca un cuadro sino varios.

En fin, volver de Arco es como llenar la mente de un almacén de ideas para poderlo aprovechar de una forma sana, donde prevalezca la originalidad.

“La navidad se acerca galopando”

Texto: Español/English.

La Navidad se acerca volando, casi sin que nos demos cuenta, a pesar de que nos bombardean con todo tipo de anuncios y luces propias de las fiestas.

Estamos tan atareados con nuestras labores que sólo tomamos parte del juego navideño en el último momento, cuando ya se nos viene encima. ¡Es tan importante toda esa excitación o simplemente claudicamos ante tanta presión!

El otro día le pregunté a mi padre, que ya es mayor; “qué te gustaría que te regalara por navidad” y me contestó:” tranquilidad “. Pues pensándolo bien no es una mala respuesta.

¿Nos percatamos que con tantas comunicaciones lo único que hacemos es intentar abarcar más y más tareas y al final estamos más agobiados?

Ayer fui para acompañar a una persona a un centro de mayores y allí me presentaron a uno de los residentes: don Bernardo, sentado en la terraza cubierta, de espaldas al sol que se filtraba por las ventanas y los pocos pelos que le quedaban en la cabeza, le conferían una aureola de un matiz dorado. Él, todo un caballero, una persona culta y lleno de bondad, me habló de todas sus aficiones, principalmente de la música que es su gran pasión y de una relación sentimental con una mujer a la que amó en su día y no supo corresponderle. A él se le llenaron los ojos de lágrimas y no pude dejar de emocionarme. Y pensé que en cada ser humano hay todo un mundo propio.

Al despedirme de él sentí que como una brisa fresca le había alegrado una tarde de diciembre, pero lo que el no sabe es que para mi también fue un momento especial, ver esa ternura y humanidad en una persona mayor y de cierta manera frágil. Nos despedimos con la promesa de volvernos a ver.

Pensemos en estas fiestas, no sólo hecha para los niños sino también para los mayores que ya han recorrido la mayor parte de su vida y seguramente su deseo oculto sea que nos ocupemos de ellos, aunque sólo podamos a ratitos en esta vida cada vez más complicada.

English text.

Christmas is just around the corner, almost without warning, even though we are bombarded by all types of announcements and lights typical of these holidays.

Are we so busy with our work that we only join the Christmas play in the last moment….when it´s just upon us? Is all this excitement so important or are we simply taking part because of so much pressure?

I recently asked my Father, who is now older, what he would like as a gift for Christmas and he answered me: “tranquility”. And I think that was a good response.

Yesterday I went with a friend to see someone in a center for older persons and there I met one of the residents named Bernardo, who was seated in the covered terrace, with his back to the sun that was filtering through the windows and onto the few hairs he had left, which gave him a kind of golden halo. He, being a real gentleman, a cultured man full of goodness He spoke with me of all his hobbies, primarily music which is his great passion, and of his relationship with a woman many years ago whom he loved and who did not know how to love him back. His eyes filled with tears and I also felt his emotions deeply. I thought about how there is a whole world in each individual person.

When I went to tell him goodbye, I felt that a fresh breeze had brightened this December afternoon, but he was not aware that it had been a special moment for me also. It was special to see this softness and humanness in an older person, and in a certain way fragile. We left each other with the promise that we would meet again.

We think of these holidays as being only for the children, but they are also for the elders who have lived the greater part of their lives, who surely have the wish that we will take care of them, although we can only do so for short times in this increasingly complicated life.